Un joven acaba de terminar la clase de educación física. Ahora, sentado en su aula con el resto de sus compañeros de escuela, se da cuenta de que un dedo en su mano se ha vuelto completamente blanco, casi fluorescente. Sorprendido, lo muestra a sus compañeros de clase. También se sorprenden por el color. Es sorprendente lo espeluznante que puede parecer un dedo sin sangre. Su dedo está entumecido por ahora. No tiene ni idea de lo que le espera en unos minutos cuando vuelva la sangre.

La enfermedad de Raynaud es un trastorno muy raro que afecta sus vasos sanguíneos. Si bien puede afectar a otras partes del cuerpo, es probable que lo vea en los dedos de las manos y los pies. Los síntomas no siempre están presentes, pero a menudo se ven en relación con el aumento del estrés o la exposición a temperaturas frías.

Como en el caso del joven mencionado al principio, cuando la sangre no es capaz de llegar a la superficie de su piel, el área afectada se torna en blanca o azul. Cuando la sangre comienza a regresar, la piel recupera su color rojo. Y es entonces cuando el dolor comienza.

Lidiando Con El Dolor De La Enfermedad De Raynaud

A medida que sus compañeros de clase miraban, el joven se dedicó a hacer su tarea. Debido a que su dedo estaba entumecido, le era difícil sostener un lápiz. Cuando la sangre volvió a sus dedos, se sentía como si estuviera siendo apuñalado con palillos de dientes. Era el peor caso de pinchazos que había experimentado. El dolor se intensificó por la sensación de ardor.

La enfermedad de Raynaud puede desarrollarse por sí misma. En estos casos, la razón de la enfermedad no se entiende. Hay enfermedad de Raynaud secundaria que es causada por medicamentos, lesiones, o la manera del cuerpo de reaccionar a otras enfermedades.

La aparición repentina o empeoramiento de la enfermedad de Raynaud puede ser desencadenada por el estrés emocional extremo o en respuesta a la exposición a bajas temperaturas. Durante un empeoramiento, las arterias afectadas se vuelven muy estrechas, evitando que la sangre fluya hacia las partes afectadas del cuerpo. Como resultado, estas áreas pueden responder:

  • Tornándose pálida, blanca o azul
  • Producir dolor, sentir frío o desarrollar adormecimiento
  • Ardor, palpitación, hormigueo o tornarse rojo cuando la sangre regresa a la zona afectada

Estos ataques dolorosos pueden durar sólo unos segundos, o pueden durar varias horas. Usted puede experimentar ataques todos los días o puede tener sólo un par de ataques cada mes.

Primero puede ver el ataque en un dedo y luego ver cómo afecta a otro dedo o dedo del pie. A veces sólo uno o dos dedos se ven afectados, y otras veces su mano entera o pie pueden ser afectados.

En su estado más grave, la enfermedad de Raynaud puede conducir a llagas dolorosas, gangrena y la eventual necesidad de amputar el área afectada.

En la medida en la que el joven mencionado al principio creció, su experiencia con la enfermedad de Raymond se hizo más intensa. La enfermedad atacaría con mayor severidad. Pronto, había llegado a temer estar fuera en el frío. Esquiar, jugar en la nieve y otras cosas rutinarias que los chicos de su edad disfrutan hacer en el clima frío no son una opción para él porque sabía que activarían su enfermedad de Raynaud. Lo más frustrante era que sus amigos y familiares no creían que sus extremidades se sentían tan frías como él decía. Ellos pensaban que estaba exagerando, y eso lo hacía sentir como un extraño.

¿Quién Está En Mayor Riesgo De Contraer La Enfermedad De Raynaud?

Cualquier persona puede desarrollar la enfermedad de Raynaud, pero usted tiene un mayor riesgo de desarrollar la forma primaria, o la forma no causada por lesiones de la enfermedad de Raynaud si lo siguiente es positivo:

  • Sexo. Aunque la enfermedad puede afectar a hombres y mujeres, es más común en las mujeres.
  • Edad. Cualquier persona puede desarrollar la enfermedad independientemente de su edad. Sin embargo, en la mayoría de los casos la enfermedad de Raynaud primaria afecta a individuos entre 15 y 30 años de edad.
  • Clima. Este trastorno se observa con mayor frecuencia en individuos que viven en climas fríos.
  • Genética. Si usted tiene miembros de la familia que tienen la enfermedad de Raynaud, sus posibilidades de desarrollar aumentan drásticamente. Treinta por ciento de los pacientes de la enfermedad de Raynaud tienen por lo menos un  pariente, hermano, un padre, o un hijo que también tiene el trastorno.

Cómo Podemos Ayudar

Vivir con la enfermedad de Raynaud puede cambiar drásticamente su visión de la vida. Cosas que una vez disfrutó, como estar fuera en clima frío con amigos y familiares, ahora provocan ansiedad. La aleatoriedad de la enfermedad y la aparición de síntomas pueden hacer que sea difícil para usted sentir como si tuviera control sobre su vida. Cuando el dolor afecta, puede ser abrumador. Puede detenerlo súbitamente.

En los últimos años, hemos tenido la experiencia única de interactuar con personas que tienen la enfermedad de Raynaud. Ha sido fuerte escuchar sus experiencias y ver cómo ellos han tratado de lidiar con el dolor por su cuenta antes de buscar nuestra ayuda.

Algo que sabemos es que cada persona que sufre el dolor de la enfermedad de Raynaud es diferente. Por eso cuando llegue lo primero que vamos a hacer es escucharle. Queremos saber cómo se siente. ¿Cómo ha afectado su vida el dolor? ¿Cómo quiere que sea su calidad de vida después del tratamiento?

Armados con esta información, estaremos en la mejor posición para ayudarle a desarrollar un programa de manejo del dolor y un tratamiento que proporcionará beneficios a corto y largo plazo.

Entendemos que cuando se trata de manejo del dolor, hay altibajos. Nuestro objetivo es seguir fielmente a su lado hasta que vuelva a vivir una vida de calidad. Nunca le abandonaremos. Nunca minimizaremos o negaremos su dolor. Nuestro objetivo es ayudarle.

Share with family and friends! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0