El dolor musculo esquelético puede abrumar su vida rápidamente. Usted pasa de tener una clara visión de quien es a tener que luchar para existir. Nosotros entendemos que una de las cosas más difíciles de vivir con dolor musculo esquelético es que a veces la razón del dolor no puede ser explicada. Queremos que sepa que entendemos su dolor, creemos que es real y queremos ayudarle a encontrar la forma de eliminarlo.

Lidiar con dolor musculo esquelético es una lucha fuerte, especialmente cuando la razón del dolor no es claramente conocida. Se despierta cada mañana, y es difícil moverse, trabajar y es un desafío interactuar con amigos y familiares.

Ya que la comunidad médica no ha sido capaz de identificar la razón de su dolor musculo esquelético, debe sentir culpa de ser hipocondriaco y cada día es una lucha para probar que su dolor es real.

¿Qué Causa el Dolor Musculo Esquelético?

La verdad es que no hay ni una cosa que conduzca al dolor musculo esquelético. El dolor puede ser causado por:

    • Daño a tejidos
    • Desgasto y deterioro
    • Accidentes
    • Esguinces
    • Fracturas
    • Dislocaciones
    • Trauma
    • Movimientos repetitivos
    • Inmovilización prolongada
    • Cambios en la postura
    • Contracciones musculares
    • Desgarro muscular

Y muchos otros problemas identificables y no  identificables.

Independientemente de la razón de su dolor musculo esquelético lo cierto es que afecta cada momento de su vida. Además de las limitaciones que el dolor genera a su movilidad, hay efectos  que el dolor genera en su estado mental y emocional. Un paciente con dolor musculo esquelético dijo: “La búsqueda de una cura parece inútil y me está drenando la energía que necesito para seguir adelante”.

Entendiendo los Síntomas del Dolor Musculo Esquelético

¿Cómo le hace sentir el dolor musculo esquelético? Para mucho se siente como si el cuerpo entero duele. Sienten que sus músculos han sido usados en exceso o sometidos a una rutina de ejercicio extrema. Sus músculos se contraen, arden y duelen. Entendemos que el dolor que siente es único en comparación con el que otros presentan. Sin embargo es probable que sus síntomas incluyan:

    • Dolor
    • Fatiga
    • Insomnio

El dolor musculo esquelético puede hacerle sentir como si su cuerpo, algo en lo que usted una vez confió por completo le está traicionando. Una persona con esta condición dijo: “El dolor musculo esquelético me obliga a desarrollar una nueva relación con mi cuerpo. Siento que mi cuerpo me traiciono. Ahora debo crear una nueva relación de confianza y relación con mi cuerpo”

Entendiendo los diferentes  tipos de dolor musculo esquelético

El dolor musculo esquelético es causado por articulaciones, huesos, tendones y ligamentos, músculos o  bursas. La fuente del dolor a menudo juega un papel fundamental en la intensidad.

El dolor óseo es descrito como profundo, penetrante y seco. En muchos casos puede estar relacionado con una lesión. Cuando una lesión no es el culpable, cosas como infecciones Oseas, tumores o desordenes endocrinos son lo que generalmente causan el dolor.

El dolor muscular no se presentara en la misma medida que el dolor óseo. Pero igualmente es desagradable. El dolor muscular es causado por espasmos y calambres.  Un ejemplo de ello es el calambre. El dolor que produce es intenso. Puede ser el resultad de una lesión, infección, crecimiento tumoral o disminución del flujo sanguíneo.

El dolor de tendones y ligamentos usualmente no lastima en la misma medida que el dolor óseo, es agudo y se intensifica cuando el tendón se mueve. El dolor en el tendón dependiendo de la fuente puede mejorar con descanso. Tendinitis, lesiones en el tendón, tenosinovitis y epicondilitis lateral o medial están entre las principales causas del dolor tendinoso.

El dolor articular es con frecuencia relacionado con inflamación de articulaciones. Artritis, incluyendo artritis reumatoide, la osteoartritis, la artritis infecciosa y la artritis inflamatoria, son las principales causas del dolor articular. El dolor articular se vuelve más intenso cuando se mueve la articulación. Y si bien puede calmarse cuando la articulación no se mueve, por lo general hay un dolor constante. A veces, las lesiones de ligamentos, tendones o bursas pueden imitar el dolor articular.

La fibromialgia puede causar dolor en todo el sistema musculo esquelético. Este dolor es descrito como sensibilidad en punto específicos activadores de dolor. Puede ser difícil describir con presicion el dolor de la fibromalia, pero el dolor que produce es real. Algunos malfuncionamientos musculo esqueléticos conducen  a la compresión  de nervios. El túnel carpiano sería un buen ejemplo de ello.

En algunos casos lo que usted siente como dolor musculo esquelético es el resultado de un desorden en un órgano diferente. Por ejemplo, usted podría sentir lo que cree que es un dolor de hombro, pero es de hecho el resultado de algo afectando sus pulmones. O usted podría sentir un dolor de espalda, pero es un dolor renal por cálculos renales. Dolor en la axila podría ser el resultado de un infarto.

Como Podemos Ayudar

A lo largo de los años hemos tenido experiencia trabajando con muchas personas que sufren de dolor musculo esquelético. Muchos de ellos tuvieron la desafortunada experiencia de tener médicos que creían que debido a  no poder diagnosticar la fuente del dolor el dolor n o era real. Usted nunca tendrá esa experiencia con nosotros. Nosotros entendemos que su dolor es real, le creemos y no lo decepcionaremos.

Nuestra misión es escucharle. Queremos escuchar como el dolor ha afectado su vida. Una es que tengamos una imagen clara de su experiencia con esta afección estaremos mejores equipados para crear n plan de tratamiento individualizado.

Nuestro primer paso es desarrollar algo que permita manejar el dolor a corto plazo. Seguidamente desarrollaremos un plan de manejo del dolor a  largo plazo.

Cuando salga de nuestra clínica usted sabrá sin dudas nuestro plan para ayudarlo, que resultados esperar y que será necesario hacer por su parte para aprovechar al máximo del tratamiento. Sentimos que la mejor cosa que podemos hacer es colocar todas las cartas sobre la mesa durante esa consulta inicial

El dolor musculo esquelético le roba su vida. Queremos ayudarle a ganar confianza en su cuerpo de nuevo. Queremos que usted pueda reconstruir una confianza en sí mismo y redescubrir las cosas que disfruta pero que actualmente no puede hacer debido al dolor músculo-esquelético.

 

Share with family and friends! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0