No hay palabras para describir la sensación de pérdida, dolor y confusión asociada con la amputación de un miembro. La desesperación emocional es aún más fuerte en los individuos que perdieron un miembro como resultado de un accidente. En un momento fueron una persona completa, y luego cuando se despiertan de la cirugía, una parte de ellos falta.

Un joven que tenía la pierna aplastada en un accidente se despertó en su cama de hospital con uno de sus estudiantes de inglés sosteniendo su mano y diciéndole que no mirara hacia abajo porque había perdido algo. Este joven tenía la pierna izquierda amputada unas pulgadas por encima de la rodilla.

Cada vez que miraba hacia abajo, cada vez que el muñón era limpiado, cada vez que el muñón era  drenado, tenía un doloroso y visual recordatorio de que parte de su pierna había desaparecido. Pero todavía sentía su pierna. Estaba experimentando lo que más del 80 por ciento de los amputados experimentan – dolor de miembro fantasma.

Entendiendo El Dolor Del Miembro Fantasma

Como su nombre lo indica, el dolor de miembro fantasma es el leve o extremo malestar en el área donde una extremidad ha sido amputada. A pesar de que la extremidad no está allí, las terminaciones nerviosas en el lugar de la amputación están enviando señales al cerebro. Esto hace que el cerebro crea que el miembro todavía está allí. En algunos casos, el cerebro recuerda como era  sentir dolor en la extremidad amputada, y por lo tanto cualquier señal enviada desde los nervios alrededor de la extremidad amputada se interpreta como dolor.

El dolor de miembro fantasma puede tomar varias características muy intensas. El dolor puede sentirse como un apuñalamiento, ardor, calambres o palpitaciones. Si usted está lidiando con el dolor fantasma, puede haber momentos en que  siente como que el área amputada está siendo exprimida, hormigueo, o como si se activara un dolor repentino.

El dolor de la extremidad fantasma es único, y  dos pacientes no lo experimenten de la misma manera. Los pacientes a menudo describen el dolor fantasma como más intenso que el dolor que sentían antes en sus extremidades. El dolor fantasma es esporádico, no puede predecirse.

El tiempo y la experiencia nos han demostrado que el dolor fantasma es único y que se puede tratar escuchando atentamente a nuestros pacientes. Cuando describa su dolor, vamos a prestar mucha atención porque queremos determinar qué es lo que verdaderamente está experimentando. Con esta información, podemos desarrollar mejor un programa de manejo del dolor que más le convenga.

Un paciente de dolor de extremidad fantasma dijo que estaba en agonía en las semanas siguientes a su amputación. Él lo describió como sacudidas que se podrían comparar a ser electrocutado con una picana. Sentía como si sus dedos no existentes fueran apretados juntos de una manera insoportable. Lo dejó retorciéndose tan violentamente de dolor que constantemente golpeaba su cabeza contra el lado de la cama del hospital. El joven se redujo a lágrimas.

El Precio Emocional Del Dolor De Miembro Fantasma

Tratar con el dolor del miembro fantasma puede ser más difícil cuando los profesionales médicos no entienden adecuadamente lo que es. Un joven que tenía la pierna amputada fue informado por el médico antes de la cirugía que no sentiría ningún dolor fantasma. Cuando vio al médico después de la cirugía, le dijo: “¡Me mentiste!”

El médico insistió en que su cuerpo se ajustaba al cambio y que el dolor desaparecería. El dolor no desapareció en absoluto.

El trauma emocional de perder una extremidad sólo se amplifica por el hecho de que los profesionales médicos no siempre creen que el dolor de miembro fantasma que su paciente está sintiendo es real. Muchas personas comentan que todavía pueden sentir lesiones que tenían en su miembro faltante como si todavía estuviera allí.

Cómo Podemos Ayudar

En los últimos años, hemos tenido la increíble experiencia de poder trabajar con algunas personas resilientes que han aprendido a restaurar su calidad de vida después de una amputación. Hemos escuchado cómo el dolor de miembro fantasma ha hecho el proceso de recuperación difícil para ellos. Escuchamos sus preocupaciones y nos ha ayudado a crear programas de tratamiento individualizados para cada uno de nuestros pacientes.

Entendemos que hay mucho misterio alrededor del dolor de miembro fantasma. Así que no presumimos saber lo que está sucediendo en su circunstancia particular. No crearemos un programa de tratamiento hasta que no le hayamos escuchado. Sabemos que el dolor que usted está experimentando es real, es agonizante, y está teniendo un costo físico y emocional en su vida.

Tiene nuestra garantía de que no dejaremos de trabajar con usted hasta que podamos ayudarle a crear un programa de manejo del dolor a corto y largo plazo. Al salir de nuestra oficina, usted va a saber cuál es el proceso que vamos a seguir y lo que se requerirá de usted para sacar el máximo partido de su programa de manejo del dolor.

No lo ofenderemos presentándole un tratamiento de dolor de extremidad fantasma que es igual para todos. El tratamiento que obtendrá está diseñado exclusivamente para usted.

No deje que el dolor de extremidad fantasma le robe otro momento de su vida. Permítanos trabajar con usted para ayudarle a controlar el dolor y volver a vivir la vida que usted merece.

Share with family and friends! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0