Cuando la mayoría de la gente piensa en Botox, piensan en un procedimiento que se utiliza para deshacerse de las arrugas no deseadas. Lo que no se dan cuenta es que el Botox es una poderosa herramienta para el control del dolor crónico. Es especialmente beneficioso cuando se utiliza en el dolor nervioso y el dolor de espalda. Múltiples estudios han demostrado muy claramente que el Botox es un tratamiento versátil y eficaz.

¿Cómo el Botox Trata el Dolor Crónico?

Lo mismo que hace el Botox tan eficaz en los procedimientos cosméticos es lo que lo hace efectivo en el tratamiento del dolor crónico. El Botox tiene la capacidad de tratar un área dirigida y específica. Esto permite a los médicos que utilizan Botox en su tratamiento de la gestión del dolor ayudar a sus pacientes a vivir una vida más sana y más cómoda.

La primera cosa que los médicos deben hacer es identificar el punto de partida del dolor. Pueden usar tomografía computarizada para lograr este objetivo. Una vez que la fuente del dolor se identifica, se puede inyectar Botox para relajar los músculos o grupos musculares heridos.

Los tratamientos de Botox se utilizan comúnmente para ayudar a las personas que sufren de migrañas. Un paciente de migraña dijo que al mes presentaba hasta 15 migrañas completas. También dijo que tenía dolores de cabeza todos los días. Después de usar tratamientos de Botox, ella ha presentado en  tres meses una migraña y un dolor de cabeza de tensión. Ella está tan feliz porque la mayoría de los días ella se despierta sintiéndose bien.

¿Es Usted un Buen Candidato para Los Tratamientos de Botox?

La mayoría de las personas son candidatos a tratamientos de Botox. Esto se debe a que el tratamiento consiste en sólo unas pocas inyecciones pequeñas. La mejor manera para que usted pueda determinar si el Botox es adecuado para usted es hablar con uno de nuestros médicos profesionales. Evaluarán su caso, analizarán su nervio, espalda o dolor crónico, y luego determinarán si el Botox puede darle la ayuda que necesita.

Hablando sobre la forma en que los tratamientos con Botox han cambiado su vida, una paciente que sufre de dolor dijo: “Tuve dos rondas de Botox. Tuve alivio cada vez. El tiempo sin dolor fue maravilloso. Aunque las inyecciones eran ligeramente dolorosas, el dolor no era nada comparado con mi dolor de migraña”.

¿La Inyección de Botox Es Segura?

Sí. La FDA (Food and Drug Administration: Agencia de Drogas y Alimentos) aprobó el uso de Botox hace más de una década. Desde entonces millones de personas han utilizado Botox para tratamientos cosméticos y médicos.

Como con todos los procedimientos médicos, hay algunos riesgos asociados al Botox, y estos riesgos deben ser considerados.

Algunas personas son alérgicas al Botox, y podrían sufrir una reacción alérgica negativa. Algunos tendrán moretones de leves a severos alrededor del área de la inyección. Mientras el Botox está diseñado para trabajar en un área específica, puede notar algunos efectos no deseados en los grupos musculares cercanos.

Una víctima de migraña que tuvo inyecciones de Botox dijo que “los efectos secundarios no duraron más de una semana. Hubo algo de dolor en el lugar de la inyección, y me sentí un poco mareado, pero todo eso se fue rápidamente”.

Ha habido algunos casos de individuos que han experimentado debilidad muscular o entumecimiento en el área que rodea el sitio de la inyección. La mayoría de estos efectos secundarios negativos pueden ser evitados con el tratamiento apropiado por parte del médico.

Antes de darle inyecciones de Botox, su médico va a examinar su dolor. Van a hablar con usted acerca de lo que quiere de su tratamiento, para así hacer una evaluación honesta de los factores de riesgo. Todos estos pasos son importantes para determinar si el Botox es la manera correcta de abordar su dolor crónico.

Cómo Podemos Ayudar

En nuestro centro de control del dolor, nuestro objetivo es ayudarle a volver a vivir la calidad de vida que tenía antes de que el dolor fuera un problema. Para hacer eso, necesitamos aprender sobre el dolor que usted está experimentando actualmente.

Algo que nuestros años de experiencia nos ha demostrado es que no hay tal cosa como un enfoque de un solo formato para el manejo del dolor. Esto es porque su dolor y el dolor de la persona sentada al lado de usted son drásticamente diferentes. Así que lo que necesita para eliminar el dolor es diferente de lo que alguien más necesitará.

Con esto en mente, nuestro enfoque ha sido la creación de un sistema de tratamiento de dolor comprensivo e individualizado. Lo primero que queremos hacer cuando entre en nuestra clínica es escuchar. Necesitamos saber de usted. Una vez que entendamos cómo el dolor está afectando su vida, podemos trabajar con usted para ayudarle a eliminar o controlar el dolor.

Una de las peores partes de vivir con dolor crónico es tener amigos, familiares e incluso algunos miembros de la comunidad médica que duden que esté experimentando dolor. Eso nunca sucederá con nosotros. Cuando nos dice que siente dolor, nosotros le creemos y queremos ayudar.

Nuestro objetivo es crear un sistema de manejo del dolor a corto y largo plazo. Queremos que vuelva a vivir la vida tan pronto como sea posible. Pero también queremos ofrecerle opciones de tratamiento permanente que le permitirán seguir viviendo una alta calidad de vida en los próximos años.

El manejo del dolor es un proceso. Sabemos que juntos vamos a tener algunos altos y bajos. Pero algo que usted puede saber con seguridad es que nunca lo abandonaremos. Nunca nos rendiremos. Mientras esté dispuesto a luchar contra su dolor, estaremos a su lado para ayudarlo.

Contáctenos hoy y vamos a poner nuestros años de experiencia para trabajar con usted.

Share with family and friends! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0