Consejos para cuidar a un niño con neumonía

Consejos para cuidar a un niño con neumonía

Share with family and friends! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0

La neumonía es una infección común que ocurre cuando el fluido y el moco entran en los espacios de aire en los pulmones de una persona, haciendo más difícil que los pulmones hagan su trabajo. Para los niños, la neumonía puede ser especialmente grave, por lo que es importante cuidar de la enfermedad tan pronto como se desarrolla.

Padres, no se asusten si su hijo tiene neumonía. Simplemente comience a cuidar la infección de inmediato y continúe hasta que su hijo esté bien otra vez.

Estos consejos pueden ayudarle a cuidar a su hijo si tiene neumonía:

Valla al Medico

Lo primero que debe hacer si sospecha que su hijo tiene neumonía es dirigirse al  médico. Usted puede pensar que la fiebre, los escalofríos, la tos y el malestar en el pecho de su hijo no son tan graves, pero la neumonía puede ser peligrosa si no se trata.

Otra razón de que la visita de un médico es una necesidad es para que se pueda determinar  el plan de tratamiento adecuado. La neumonía puede ser causada por bacterias o virus. Dependiendo de la causa de la infección, se utilizarían diferentes tratamientos.

Para asegurarse de que obtiene el curso de acción adecuado para tratar la neumonía de su hijo, es importante comenzar con una cita médica.

Mantenga a su hijo hidratado

Incluso después de comenzar el tratamiento que su médico recomienda para su hijo, usted debe seguir tomando medidas para ayudar a su hijo a recuperarse. Esto incluye asegurarse de que su hijo permanezca hidratado.

Cuando su hijo tiene neumonía, necesitará más líquidos que de costumbre. Asegúrese de darle a su hijo mucha bebida durante el curso de la enfermedad.

Deje que su hijo tenga mucho descanso

Los niños con neumonía necesitan tiempo para descansar y recuperarse. Puede parecer una cosa pequeña, pero puede hacer una gran diferencia.

Descansar dará a sus pequeños cuerpos  tiempo para sanar mientras su medicina comienza a surtir efecto. Dado que la neumonía está en los pulmones, puede hacer que sea más difícil respirar, por lo que no desea que su hijo se sobreexcite.

Pasar tiempo de calidad juntos

Cuando su hijo tiene neumonía, no es probable que sea un tiempo divertido. Por suerte, los niños son resistentes y con frecuencia pueden mantener su ánimo con una pequeña ayuda de sus padres.

Mientras su hijo está descansando, un poco de tiempo de calidad con usted puede ayudar a sacar las sonrisas. Abrazar, leer un cuento o colorear juntos. Las actividades de bajo impacto pueden estimular el ánimo de su hijo a medida que mejoran.

Manténgase Atento

Aunque usted ya ha llevado a su hijo al médico y comenzado el tratamiento, no está fuera de peligro todavía. Si su hijo todavía no está mejorando después del médico, la medicina y el descanso, es posible que tenga que volver al médico para asegurarse de que no necesiten ser tomados pasos adicionales.

Si la fiebre continua, los labios descoloridos  o cualquier otra señal de que su hijo esté empeorando, deben ser atendidos con otra visita  al médico. La neumonía es una enfermedad grave y debe ser tratada como tal hasta que su hijo esté completamente bien otra vez.

Share with family and friends! Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0