Dolor Ocasionado Por Cáncer

  • El cáncer es  potencialmente doloroso de enfermedades relacionadas donde las células del cuerpo se dividen sin parar, afectando y expandiéndose a todo el tejido circundante. El cáncer puede afectar cualquier parte del cuerpo, interrumpiendo el proceso regular de reproducción celular. El crecimiento celular descontrolado puede resultar en la formación de tumores. El dolor producido por tumores cancerosos es ocasionado por la presión en los órganos, huesos y nervios del cuerpo. Si usted está lidiando con este tipo de dolor canceroso usted entiende lo intolerable que puede ser y como cambia la calidad de vida por completo.

Sin duda, en dolor ocasionado por cáncer le deja con muchas noches sin dormir, y cambia la forma en la que interactúa con amigos y familiares. Uno de los retos más grandes es el hecho de que lo que ocasiona el dolor no está a la vista, sus amigos y familiares pueden tener dificultades al tratar de entender por qué usted es irritable en ocasiones. Esto puede resultar en la sensación de aislamiento y soledad.

Ejemplos de dolor ocasionado por cáncer incluyen:

  • Compresión de Medula Espinal. Cuando un dolor afecta la columna vertebral puede presionar la medula espinal. Los síntomas de este tipo de dolor se experimentan en la espalda o cuello. Usted puede sentir entumecimiento en brazos o piernas. Movimientos como toser o estornudar pueden intensificar la dolorosa experiencia.
  • Dolor Óseo. Este tipo de dolor se experimenta cuando el cáncer afecta los huesos. En alguno caso tratamiento radioactivo es proporcionado para aumentar la fuerza de los huesos. Los tratamientos son diseñados para detener la causa del dolor óseo, pero es probable que el paciente necesite medicación para mantener el dolor bajo control.
  • Los tratamientos para el cáncer son otra fuente de dolor. La quimioterapia puede producir una sensación de adormecimiento u hormigueo en manos o pies. El sitio donde la inyección es aplicada puede producir sensación de ardor, y la radioterapia puede dejar la piel enrojecida e irritada.
  • Dolor por procedimientos y pruebas. Algunas de las pruebas y procedimientos para diagnosticar el cáncer o para determinar los efectos del tratamiento de cáncer son dolorosos. En todo caso, el miedo al dolor no debe causar que el sujeto sea sometido a estos procedimientos.
  • Dolor Quirúrgico. Someterse a una cirugía para remover el crecimiento canceroso de manera exitosa puede generar una sensación de alegría, al mismo tiempo puede producir un dolor que dura mucho después de que la cirugía ha sido realizada.
  • Dolor Fantasma: Este es el dolor que experimenta luego de que se le haya extirpado un seno o miembro como parte del tratamiento contra el cáncer. Aunque esa parte del cuerpo ya no esté presente, usted sentirá un dolor muy real que los doctores no pueden explicar. El dolor fantasma es real. No es producto de su imaginación o algo en su cabeza.

Dolor Agudo de Cáncer

El dolor agudo es temporal. Es el resultado de una lesión, y el dolor se disipa una vez que la lesión ha sido sanada. Un ejemplo de dolor agudo es el dolor asociado con la cirugía de cáncer. En la medida que las heridas de la cirugía sanan, el dolor gradualmente se desvanece y finalmente desaparece. Normalmente los analgésicos son efectivos en controlar el dolor agudo.

Dolor Crónico de Cáncer

El dolor crónico es el resultado de un cambio en el sistema nervioso. Es un dolor que no dura más de tres meses. Un tumor presionando un nervio puede deteriorarlo. O los químicos generados por el tumor pueden dañar o incluso destruir el nervio. Tratamientos contra el cáncer como la quimioterapia pueden dañar nervios ocasionando dolor crónico.

El dolor crónico persiste después de la lesión original o luego de que el tratamiento original ha finalizado. Puede variar en severidad de leve a extremadamente severo. Los pacientes con dolor crónico pueden presentar dolor intermitente o continuo. No es fácil tratar el dolor crónico ya que no siempre responde a los analgésicos. Sin embargo una mezcla de analgésicos y otras técnicas de control de dolor usualmente traen al afectado una medida de alivio.

Dolor Irruptivo de Cáncer

El dolor irruptivo describe el dolor que no puede ser controlado por medicamentos. Se presenta en una variedad de intensidades, es impredecible y se activa rápidamente. Este tipo de dolor es causado cuando finalmente se consigue una combinación de medicamentos que minimizan su malestar, pero repentinamente el dolor se convierte el algo más intenso de lo que la terapia o el medicamento pueden controlar.

El dolor irruptivo se siente como el dolor crónico para el que el afectado está tomando medicación. La única diferencia es que es más severo. Más intenso y puede evadir la sensación de alivio proporcionada por los medicamentos prescritos. Puede ser activado por ciertas actividades como vestirse, caminar o sentarse. Debido a que es intermitente e inesperado es importante saber manejarlo.

Como Podemos Ayudar

El dolor de cáncer es usualmente constante y puede reducir drásticamente la calidad de vida de una persona. Nosotros entendemos que si nuestros clientes pueden manejar su dolor su calidad de vida mejora. Ellos dormirán mejor, tendrán más energía durante el día y serán tan activos como puedan ser, reduciendo así el riesgo de dolencias como coágulos de sangre, neumonía y escaras.

Trabajamos con usted para crear un enfoque multifacético para aliviar el dolor. Incluye medicamentos, terapias de relajación, medicina alternativa como acupuntura, todo esto mientras trabajamos en reducir el tamaño del tumor o abordar el dolor causado por otras lesiones resultantes del cáncer.

Sabemos que cada uno de nuestros clientes experimenta el dolor de una manera única. Por esta razón, no presentamos una única solución para todos, en lugar de ello adaptamos nuestros planes de tratamiento para satisfacer sus necesidades. Nuestra meta es ofrecerle soluciones a corto y largo plazo para su dolor.

A lo largo de los años hemos visto de primera mano el sufrimiento físico y emocionar que nuestros pacientes sienten por el dolor. Se pueden sentir solos, y como si nadie más entendiera por lo que están pasando. Si se siente así, entienda que no está solo. Estamos aquí para ayudarle.
Lo entendemos, y no vamos a rendirnos, trabajaremos con usted en cada paso del camino, haciendo todo lo posible para ayudarle a tener una recuperación del cáncer libre de dolor.