Imagine tener un nudo en los músculos de los glúteos. Que está estrujando con fuerza. El dolor es constante. Es brutal. El dolor se desplaza desde los glúteos por el muslo hasta la pantorrilla. Eventualmente, llega a su pie. El dedo gordo del pie está en agonía se entumece. Su marcha se vuelve irregular, y sus pasos son inseguros. El dolor de ciática es así para muchos enfermos.

Su experiencia con dolor de ciática puede reflejar los síntomas mencionados anteriormente o pueden ser diferentes. Independientemente de cómo la ciática le esté afectando, una cosa es verdad, cambia su vida. Sabemos lo doloroso, frustrante y debilitante que puede ser el dolor de ciática. Queremos ayudarle a manejar y si es posible eliminar su dolor.

Pero, ¿por qué tiene dolor de ciática? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Y qué le pone en riesgo de sufrir dolor de ciática?

¿Qué Es La Ciática?

La ciática no es una enfermedad, es un síntoma. Se caracteriza por:

  • Dolor en glúteos y piernas
  • Hormigueo, debilidad o entumecimiento de la zona afectada
  • Dolor que viaja por el camino del nervio ciático

La ciática es causada más comúnmente por un defecto en la parte inferior de la espalda y el área de la pelvis. Algunas de las condiciones que pueden desencadenar los síntomas de ciática incluyen:

  • Hernia discal .lumbar
  • Estenosis espinal
  • Enfermedad degenerativa del disco
  • Espondilolistesis

Síntomas Que Caracterizan El Dolor De La Ciática

Los síntomas desencadenados por la ciática pueden ser muy desagradables. Es probable que experimente dolores de espalda baja. Una sensación de ardor que se siente como 100 agujas calientes en sus glúteos. Los músculos se ponen muy tensos. Se siente el dolor en la cadera, muslo externo y la parte posterior del  muslo. Sus piernas se adormecen y sus pies comienzan a sentirse sensibles y entumecidos. La mayoría de los pacientes de ciática se sorprenden de lo debilitante que puede ser. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Dolor constante en un lado de la pierna o glúteos
  • El dolor empeora cuando se sienta
  • Dolor caliente, abrasador u hormigueo. No se siente como un dolor seco
  • Debilidad muscular, por lo que es difícil para usted mover la pierna, el pie o los dedos de los pies
  • Un dolor que irradia, se desplaza por la pierna hasta el pie

El dolor ciático fluctúa. Usted podría tener momentos donde el dolor ciático es muy poco frecuente. Otras veces es constante, insidioso e incapacitante. Sus síntomas fluctúan dependiendo de la parte del nervio ciático que ha sido comprimido. Mientras que los síntomas de la ciática son insoportables, es raro que el daño se convierta en algo tan grave que cause daño permanente del tejido nervioso.

¿Qué Es El Nervio Ciático?

El nervio ciático es el nervio más grande en su cuerpo. Está formado por raíces nerviosas que comienzan en su espina dorsal baja y que bajan y se ramifican mientras bajan por su pierna.

Nivel por nivel, viajando a través de su columna vertebral inferior, las raíces nerviosas salen del  canal espinal. Todas estas raíces nerviosas se unen y forman el gran nervio ciático. Su nervio ciático comenzará en el segmento lumbar L3. El nervio ciático grande comenzará en la parte inferior de la espalda, pasará por los glúteos y viajará por la parte posterior de cada una de sus piernas. De allí se forman nuevas ramas que entran en su pantorrilla, dedos de los pies y pies. Debido al tamaño del nervio ciático, y debido a la gran área que controla, es fácil entender por qué un nervio ciático comprimido puede causar dolor tan intenso.

¿Cuál es la Progresión de la Ciática?

Es altamente improbable que una persona desarrolle ciática antes de la edad de 20. La mayoría de la gente la experimenta una vez que llegan a los 40 o 50. La ciática se estima puede afectar hasta al 40 por ciento o más de la población en algún momento de sus vidas.

Es poco probable que usted sufra de dolor ciático debido a una lesión. Es algo que se desarrolla con el tiempo. Algunas personas son afortunadas y su dolor de ciática desaparece por sí solo en unas pocas semanas. Sin embargo, para otras personas el dolor es crónico, grave y  debilitante.

Un paciente que sufrió de esta afección  la describe de esta manera: Primero ponga miel en sus glúteos y piernas. Luego deje que 10.000 hormigas de fuego le piquen. Sus picaduras penetran profundamente en sus músculos. Usted lucha contra ellas por el tiempo que puede. Pero después de unos minutos, está tan agotado y tan debilitado que se rinde y cae al suelo derrotado. Usted yace allí con la boca abierta, rezando para que llegue el alivio.

Cómo Podemos Ayudar

No se puede negar el terrible dolor causado por la ciática. Si usted está sufriendo hoy con los síntomas de la ciática, queremos que sepa que entendemos su dolor. Nuestra meta desde el primer día que nos reunamos es ayudarle a manejar su dolor de ciática a corto plazo y a largo plazo.

Por supuesto, la única manera que podemos hacer esto es si entendemos con precisión el dolor que está experimentando. Por esta razón lo primero que hacemos cuando entra en nuestra oficina es sentarnos y escucharle. Háblenos de su experiencia única e individual con el dolor de la ciática. Eso nos permitirá crear un tratamiento único e individualizado para el tratamiento del dolor específicamente diseñado para usted.

Independientemente de lo que hayan dicho sus amigos, familiares u otros profesionales médicos, sabemos que el dolor que está experimentando es real. No es un grito de atención, y no es un intento de obtener medicamentos recetados, su dolor es tangible,  cuantificable y real.

La ciática no necesita definir quién es usted o cómo vive su vida. Permítanos utilizar nuestros años de experiencia para trabajar con usted, para crear un programa que le llevará a vivir de nuevo la vida que tuvo antes de la ciática.